Filosofía

Las influencias en mi filosofía de juego son cuatro técnicos con los que tuve la suerte de trabajar como jugador, Gregorio Manzano (RCD Mallorca), José Antonio Camacho (CA Osasuna), García Toral, Marcelino (Villarreal CF) y Mauricio Pochettino (RCD Espanyol), combinando sus filosofías, he conseguido que mis equipos sean sólidos, agresivos, rápidos y ganadores.

Me gusta construir equipos, teniendo una base de jugadores que tienen un sentimiento de pertenencia al club. Este sentimiento nos proveerá de un grado de estabilidad que es importante para conseguir el éxito.

Es crucial para mí generar valor al club. Para ello es necesario poner en valor los talentos que el club genera desde su fútbol base. Yo fui un jugador formado en la cantera de un club que consiguió dar el salto al primer equipo. El valor que generan los jóvenes ayuda en la estabilidad financiera, importante para cualquier club, no sólo por Fair Play financiero, sino también para crecer y convertirse en una sociedad sostenible.
Considero que es de vital importancia el seguimiento continuo del fútbol base y su filial para motivar a los jugadores que, con trabajo, esfuerzo, profesionalidad, respeto y mucha ilusión y humildad, podrían tener posibilidades de ser jugadores importantes en el club. Dicho esto, la incorporación de estos a entrenamientos, convocatorias, etc. tiene gran relevancia.